“Podría contar durante horas la historia y el significado de cada uno de estos acordes”. El compostelano Nico Casal es de expresión así de apasionada cuando se refiere a las siete piezas que integran Alone, este debut en formato discográfico, pero esa pasión es aún más intensa a la hora de sentarse frente a las ochenta y tantas teclas del piano. Ahí es cuando se produce la conmoción y el pasmo, cuando nos preguntamos cómo es que el compositor gallego no figuraba hasta ahora en todos nuestros catálogos de grandes autores de música contemporánea. Casal ha aprovechado los modos minimalistas de su escritura para especializarse en el territorio de las bandas sonoras, y suyas son las partituras, entre otras, de Stutterer (Óscar hace tres años al mejor cortometraje) o La enfermedad del domingo, el más reciente título de Ramón Salazar. Pero Alone es definitivamente él y solo él, sin excusas ni parapetos, sin redes de seguridad ni guiones preestablecidos. He aquí el fruto de una jornada enfebrecida de creación, una inquietante polaroid sobre teclas blancas y negras. Sin compañía en un Londres que fue su hogar durante varios años, atormentado por los desasosiegos propios del corazón y la incertidumbre, Nico escribió una serie de títulos en inglés (“Preparado para hablar”, “Todavía no estoy enfadado”, “Está bien, pero duele”, “Cosas que no tuve el coraje de decir”, etcétera) y los utilizó como hoja de ruta para ese día de escritura compulsiva, torrencial. De esa manera, estas siete páginas se van entrelazando como una hipnótica suite de media hora: los motivos se retoman y resuenan aquí y allá, a la manera de llamadas y tormentos, y el resultado es tan hermoso como solo un febril estado de gracia puede expresar. ¿Para qué necesitamos ya a Nyman, Glass o Mertens si tenemos a Nico? Su presente gira apenas ha hecho escalas peninsulares, porque le reclaman en Bristol, Londres, Manchester, Ámsterdam o Bruselas. Pero Casal se nos ha instalado ahora aquí, en Madrid, y ya no podemos permitirnos el lujo de perderle. Lo que empieza a suceder a su alrededor es magia. Y el misterio que se destapa, tras las tinieblas de la preciosa portada de este vinilo precioso, es de una luz abrumadora.

One Reply to “Nico Casal: “Alone” (2019)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *