¿Qué tal ha envejecido el primerísimo álbum de Matt Bianco? Asombrémonos si llegamos a la conclusión de que bien. Mejor que bien. Serán las cosas inherentes a 1984, año de todos los milagros melómanos (mucho más que de las pesadillas orwellianas). En un momento en que lo más rompedor parecían los pelos cardados y las hombreras, el británico Mark Reilly centró su mirada en la música lounge, los clubes distinguidos con rigurosas normas de etiqueta y el influjo de los sonidos latinos. En realidad, así venía ya sucediendo ya en los tiempos de Blue Rondo a la Turk, la formación previa donde se forjó todo, pero Reilly contaba ahora con el concurso de una deliciosa vocalista polaca, Basia Trzetrzelewska, que no tardaría en desarrollar su potencial evidente (voz sedosa, gran presencia escénica, elegancia supina) con un debut refinado, encantador y también con portada en blanco y negro (Time and tide, 1987), pero incapaz de superar el imán de la obra que ahora nos ocupa. Era la química compartida entre Mark y Basia, junto con los hábiles teclados de Danny White y la cumplida nómina de metales colaboradores, la que permitió sorbos tan exquisitos como More than I can bear, de tersura sedosa y capacidad de prolongar las noches más prometedoras. En parecida tesitura se situaba Half a minute, mientras que tanto Get out of your lazy bedcomo Sneaking out the back doorincrementaban el latido del metrónomo e invitaban a acompañar a los oficiantes con el chasquido de nuestros dedos pulgar y corazón. Aguanta lo que le echen este debut muy superior a las dos entregas sucesivas, Matt BiancoIndigo, ambas ya sin la polaca, y tras las cuales la pista de Reilly se vuelve mucho más difícil de seguir. Y eso que anda aún operativo, no nos vayamos a creer. Pero en 1984 los cerebros británicos bullían en todas las direcciones. Hasta el de Paul Weller, que no andaba muy lejos de estos códigos con The Style Council. Y Swing Out Sister, que pronto se convertirían en la competencia más deliciosa y tenaz.

One Reply to “Matt Bianco: “Whose side are you on?” (1984)”

  1. Siempre me gustó el disco, su contenido abría un nuevo formato al jazz, blues, r’n b y todo ello con un barniz de sonidos techno bien emplastados. Un disco que no debe faltar en ninguna discoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *