Resulta bien curioso que, a sus escuetos 22 años, veamos en la madrileña Alicia Climent a una artista razonablemente afianzada, un nombre ya familiar en la escena y un sinónimo de solvencia vocal, instrumental y compositiva. Son méritos que le atañen por completo a ella y que consolida de manera evidente con este segundo elepé, muy superior a Firekid (2018) y con el atractivo adicional de estar escrito en castellano, lo que la hace más franca, expuesta y disfrutable. Y permite corroborar con toda nitidez el complejo universo interior de una muchacha reflexiva, concienzuda, intensa: nada que ver con ese arquetipo de chavalería banal, egoísta, burda y desnortada que algunos quieren atribuirle a esta generación Z que ha llegado para darnos mil vueltas a todos los que les hemos antecedido.

 

Que se joda todo lo demás es un trabajo atrevido hasta en el título; una obra confesional, de mujer vulnerable ante los vaivenes de la vida y el corazón. Su presencia durante estos dos últimos años en la banda de Xoel López ha enriquecido las hechuras de sus canciones, cada vez más absortas y complejas, mucho más intensas (No te vayas) que tarareables. Las texturas electrónicas del productor, Ángel Luján, acentúan el carácter introspectivo y mágico del repertorio, acentuado por la voz grave, casi inquietante, de Alice Wonder. Es loable su empeño en alejarse de cualquier atisbo de gancho melódico, de riff comercial. Incluso ¿Quién soy?, de largo la pieza más extensa de las ocho, comienza sosegada pero acaba embarcándose en un excitante y vertiginoso delirio electrónico.

 

Pueden deslizarse algunos pequeños descuidos en estas letras en su lengua materna (lo de “Y la presión, solo para la cerveza”, en Por si apareces, no parece un paralelismo muy logrado), pero los avances son manifiestos. Alice ha de sobrellevar también las comparaciones con Ede, la otra voz femenina de Xoel y una joven de magnetismo abrumador. Pero este álbum sienta ya los cimientos de un discurso propio. Sin un solo parecido evidente en el panorama español, por lo pronto, seguramente porque su corazón se sienta más próximo a Julia Holter, Lucy Dacus o Lykke Li. Es talentosa, es valiente, es distinta. Y todo ello nos encanta.

 

3 Replies to “Alice Wonder: “Que se joda todo lo demás” (2021)”

  1. Hola Fernando,
    Cierto que con solo 22 años muestre tanta intensidad en las letras, música y en la interpretación. De todas formas es un excelente disco desde la primera a la última canción, que hemos podido descubrir una a una en cada lanzamiento. Ya esperando nuevas propuestas de esta excepcional autora. Saludos y gracias por mantener esta magnífica web.

  2. Esta chica lo tiene todo!!! Y en cantidades industriales!!! Me flipa. Y bueno, no creo que lo de la cerveza esté tan mal traído… Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *