Ni los más rendidos seguidores de Yes, condición para la que acredito sus buenos quinquenios ininterrumpidos e incondicionales, le hemos prestado nunca demasiada atención a este disco, patito feo hasta en el título; oveja negra más que gato, por más que se empeñara el eterno portadista Roger Dean. A raíz de un recién publicado álbum en directo, “Topografic drama”, he retornado a este trabajo huérfano; único por solitario, que no por excepcional. Jon Anderson y Rick Wakeman habían puesto tierra de por medio, y la solución para resolver el entuerto fue tan insólita como fichar a Trevor Horn y Geoff Downes; es decir, The Buggles, que venían del inmenso éxito de “Video killed the radio star”. Más que una sustitución, aquello le pareció a medio mundo un injerto, de manera que casi nadie escuchó “Drama” y Yes se disolvió en 1981 para regresar de manera casi accidental en 1983 con “90125”, la entrega que incluía la popularísima “Owner of a lonely heart”. Ahora bien, ¿mereció “Drama” el ninguneo que todos, y me incluyo, le endosamos? Lo llevo reescuchando dos días y creo que no. La inesperada versión en directo de “Topografic drama” lo refrenda: los diez minutos inaugurales de “Machine Messiah” son magníficos, igual que “Run through the light” o “Tempus fugit”. Lo mejor de “Drama” es que suena a muy legítimo rock sinfónico en un año en que nadie hacía sinfonismo que no pareciera caduco, trasnochado, desnaturalizado o todo a la vez. No os convenceré de que desempolvéis el descabalado “Tales from topographic oceans” o aquel flojísimo “Tormato”, de 1978. Pero en este disco que no llegamos a escuchar había mucha más cerca de la que imaginábamos.

2 Replies to “Yes: “Drama” (1980)”

    1. Qué bien, Jimmy. Me alegra qué reivindiques estos discos “huérfanos”. A mí “Tormato” se me atraganta bastante, honestamente, pero es fantástico encontrar a un defensor… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *