Justo después de los efímeros Humblebums y antes de formar con Joe Egan aquella bendición llamada Stealers Wheel, Gerry Rafferty tuvo tiempo a debutar en un solitario con un disco tan hermoso como extrañamente ignorado. Y habría que revertir con urgencia esa situación, porque este ¿Me pueden devolver mi dinero? es una joya de pop suave con aires de folk como encontraremos pocas en toda la (gloriosa) primera mitad de los años setenta. En realidad, Rafferty es un talento reivindicable casi de principio a fin, uno de esos compositores de toque mágico e instantáneo que solo parecen acontecer por tierras escocesas. La posteridad le ha garantizado un par de hitos con Stuck in the middle with you, junto a Egan (acaso la mejor canción de la historia, según las apreciaciones de… ¡Paul Simon!), y Baker street, su extenso e inopinado one hit wonder de 1978, sin estribillo y con motivo principal de saxo. Pues bien, resulta inconcebible que la terna para la gloria no se completara con Mary Skeffington, el cuarto corte de este trabajo, una de esas melodías dulces y en estado de gracia que, con escuchar una sola vez, tararearemos ya hasta la posteridad. Esa declaración de aprecio hacia una mujer madura es la mejor prueba de la habilidad de Rafferty con una simple guitarra acústica entre los dedos y de la dulzura nada empalagosa de su garganta, pero todo Can I have… es un auténtico festival compositivo. Desde la inaugural New street blues, con garra de metales y sonido esplendoroso, al aire folkie, tabernario y casi cómico del tema central, todo en este disco adorable refleja el genio descomunal de un autor mucho más gigantesco que su reconocimiento. Rafferty era un seguidor evidente de McCartney, como demuestran los meandros melódicos de Make you, break you o la maravillosa Don’t count me out, pero también era capaz de escribir de un tirón preciosidades como Didn’t I, tan sencillas como encantadoras. Sumergirse en Can I have my money back? es una bendición; rescatarlo del olvido, un acto de justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *