Hubo un momento, en aquella ajetreada transición entre los setenta y los ochenta, en que Stiff Records se convirtió en la gran esperanza blanca para los guitarrazos directos y la melodía efervescente. Frente a la furia (socialmente justificada, pero musicalmente ramplona) del punk, llegaron Elvis Costello, Nick Lowe, Graham Parker y compañía a defender la causa de las canciones perdurables. Any Trouble se alistan en ese mismo club y deberían haber hecho fortuna como abanderados, pero nadie dijo que el mundo en general, ni el de la música en particular, fueran un espacio en el que reinase la justicia.

 

Los Trouble tenían al frente a Clive Gregson, otro melodista gafotas y no muy agraciado que vestía de traje para simbolizar que la juventud y el desparpajo no estaban reñidos con la elegancia, lo que establecía una conexión con Costello prácticamente inmediata. Y los temas que él y los suyos colocan en este debut sobre la mesa eran fantásticas, por lo que solo podemos achacar a la mala suerte o a las lagunas promocionales su condición de golosinas ocultas. Debería haber bastado Second choice, un primer single de libro, con guitarreo juguetón y estribillo de adherencia instantánea, para catapultar a Any Trouble a la primera división, pero esa pieza no pasó de ser un casi-one-hit-wonder.

 

La cara B la abría una sorprendente, por inesperada e ingeniosa, versión revolucionada de Growin’ up, una de las canciones más adorables del primer Springsteen. Y entre medias, un puñado de piezas sencillas, entrañables, a veces más escoradas hacia Joe Jackson (Girls are always rightTurning up the heat) y otras con teclados a lo Attractions, como en (Get you off) the hook. Todo es una delicia, pero a Gregson le hemos tenido siempre orillado en las crónicas del pop británico; también, años después, en su encantador dúo más folkie junto a Christine Collister. Pero el mal fario es circunstancial; las canciones, eternas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *