Transcurren los años a tanta velocidad como para que Michael Holbrook transite ya por su quinto álbum y haya pasado del veinteañero de alegría contagiosa que nos deslumbró con aquel Life in cartoon motion (2007) a este mocetón de 36 primaveras que se reivindica ahora en nombre propio, más allá del alias con que le conocemos sobre los escenarios. Pero lo sustancial, sin duda, permanece: un instinto pop casi infalible, ese gusto por los estallidos de colores y las melodías luminosas, la capacidad para abocarnos al tarareo casi sin darnos cuenta y, claro está, ese rango vocal envidiable, capaz de desembocar en un falsete extremadamente natural en cualquier momento. My name is… puede tener un aire más maduro y sosegado que, por ejemplo, aquel brillante The boy who knew too much de una década atrás, y los estribillos desbocados de entonces pierden algo de fuelle frente a la sofisticación casi de yacht-pop que encontramos en la deliciosa Sanremo. El pop instantáneo y chisporroteante comparece en Platform ballerinas, pero la paleta de colores, en un hombre tan cromático en portadas y espíritu, se expande en la que acaso sea su entrega más elaborada y versátil: la brutal Ice cream haría sentirse muy orgulloso a Prince, Tiny love se arrima a Elton John (no debe de ser casual el parecido del título con Tiny dancer), Ready to call this love (con la irrupción de Jack Savoretti) opta al título anual de madre-de-todas-las-baladas y el espíritu acústico aflora en la confesional I went to hell last night, con regusto beatle y los arreglos más minuciosos del lote. Michael ha alcanzado esa edad en la que puede ser más confesional y sincero que nunca, y eso afecta no solo a su adscripción LGTBI sino al carácter más reflexivo y agridulce de muchas letras. Pero las vibraciones pop, en el caso de Mika, acaban prevaleciendo siempre. Escuchemos Stay high e imaginemos la fiesta que aguarda cuando suene en directo en su inminente visita: vayan practicando palmas y saltos, por lo que pueda avecinarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *