Para toda una generación de melómanos, y hasta puede que para un par de ellas, la primera imagen que nos viene a la cabeza cuando escuchamos el nombre de ZZ Top es la del vídeo de Gimme all your lovin’, allá por 1983, con sus tres integrantes luciendo unas estrafalarias barbucias gigantescas y convertidos en una referencia entre icónica y caricaturesca. Era difícil no sonreír ante semejante estampa; también se hacía complicado tomarse a los muchachos demasiado en serio. Por eso llevó algún tiempo mayor al deseable encontrarnos con este Tres hombres, una obra fechada diez años antes y frente a la que el flechazo terminó siendo de los que deja cicatriz, orificio de entrada y de salida. En Tres hombres se concentraban todas las esencias de la música texana, del rock americano más grasiento, del blues y el boogie, pero también de esas baladas (Hot, blue and righteous) con las que aquellos tiarrones hirsutos y de mirada torva nos demostraban que también tenían su corazoncito. En Tres hombres no se descubría nada, porque se ceñía a ingredientes bien conocidos en la tradición de la América profunda, pero todas las piezas encajaban a la perfección. Había bruscos acelerones de tempo (Precious and grace), bajos tan pesados como los que enloquecían a las huestes del hard rock (Beer drinkers and hell raisers) o cañonazos de blues con referencias religiosas (Jesus just left Chicago). Y estaba, evidentemente, uno de esos riffs que crean escuela, La grange, inspirado en John Lee Hooker y que se convirtió para el blues en el equivalente a Smoke on the water en el heavy metal. De un disco así acaba fascinando todo; por lo pronto, que tres tipos se bastaran para crear una obra tan redonda e indestructible, en la que cada ingrediente ocupa su lugar. Terminabas enamorándote hasta de esa tipografía vaquera o la etiquetita en la contraportada: “In the fine Texas tradition”. Y todo ello, para mayor asombro, con título en castellano. ¿Cómo no íbamos a enamorarnos del Billy Gibbons joven?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *